Más allá de los resorts y discotecas de Cancún

cancun0413-10002q

La arena es como leche en polvo. Tan fina, que su brillo se escapa entre los dedos sin remedio. Se desvanece en un mar que refleja el azul del cielo igual que un espejo, solo que habitado por un arcoiris de peces. Todo lo que uno imaginó encontrar en Cancún, México, pero que en realidad se descubre a una hora de ese lugar.

 

Esa postal enmarcada en palmeras es Playa Paraíso, ubicada un poco más al sur que el destino más conocido internacionalmente de la Península de Yucatán. Uno de esos lugares reservados para los nativos y los turistas que se asesoran bien, y que abundan en Quintana Roo, el estado del que forma parte Cancún.

 

Este nombre se lleva todo el prestigio, asociado a lujosos resorts, agua cristalina, tequila y mucha, mucha rumba. Pero como explica el periodista local Alfredo Gutiérrez Bayardi, sus playas tuvieron que ser rellenadas artificialmente con arena importada, luego de que la devoraran las olas atizadas por huracanes. Eso no sucedió en otros puntos más al sur como Playa del Carmen, Paraíso, Isla Mujeres, Xcaret y Xel-Ha, donde el azote periódico del viento lo que provoca es un efecto de lavado. Y la diferencia resulta evidente.

 

Comprobarla es bastante fácil, aún si se ha hospedado en Cancún en una visita relámpago, en el Moon Palace por ejemplo. La Riviera Maya es hoy una larga autopista. No hay pierde, basta alquilar un taxi colectivo por un día, e ir bajando y descubriendo. Cuesta, en promedio, US$40 por pasajero.

 

Como pasa con Cancún en cuanto a playas, Chichen Itza también se lleva toda la fama en cuanto a edificaciones mayas. No hay duda de que sus pirámides son las más impresionantes, pero las de Tulum tienen su propia magia. Por unos US$5 podrá conocer las únicas ruinas del mundo ubicadas la orilla del mar. O, por un poco más, podrá hacer un recorrido en bote, y ver la antigua ciudad desde el mar turquesa que la rodea, igual que los conquistadores cuando llegaron. Según Gutiérrez, es una de las únicas tres ciudades amuralladas con playas. Como Cartagena, pero con siglos de anterioridad. Ahora solo la habitan iguanas grises. La buena noticia es que, como todo acá, son muy fotogénicas.

 

Las únicas ruinas frente al mar Tulum era una ciudad amurallada, centro espiritual y de comercio. Sus templos siguen en pie a la orilla de un mar ideal para bañarse y practicar deportes acuáticos. Se considera una joya escondida de la Riviera Maya, opacada por la popularidad de Chichen Itza.

 

Planes para viajar a Quintana Roo desde US$755 Viajar un fin de semana a visitar Quintana Roo, hospedándose en Cancún, puede costarle a una sola persona desde US$755 por American Airlines, hasta US$987. Eso sin incluir hotel. Para dos adultos, por Aeroméxico, sale por US$1.919, o hasta US$2.100 por Copa. El espectro de precios de habitaciones por noche es muy amplio. En Oasis Grand Viva, US$155; Hotel Casa Maya, US$77; Hard Rock Hotel con todo incluido, US$328; The Royal Cancún, spa con vista al mar, US$613. También se ofrecen paquetes para dos personas, con tiquetes y cuatro noches con todo incluido en el Gran Caribe Real Cancún, por US$3.387.

 

El paraíso existe, es una playa en México A una hora de los lujosos complejos turísticos de Cancún está Playa Paraíso, a la cual también se puede llegar en bote desde puntos como Tulum. Como en el parque acuático Xel-Ha, el más grande del mundo y cerca de allí, su agua cristalina y su fondo de arena blanca es especial para la práctica de snorkel y buceo. Además, cuenta con restaurantes de platos típicos a la orilla del mar.

 

Playa del carmen, bulevar de comercio Un poco más al sur en la Península de Yucatán está Playa del Carmen, la favorita de los locales. Al pie de su mar turquesa, hay un bulevar al mejor estilo del Rodadero en Santa Marta, con ventas de artesanías, la insigne Iglesia del Carmen, indígenas haciendo un hipnótico ritual volador, souvenirs y tiendas de moda. Si sube unas cuadras, encontrará los auténticos tacos mexicanos en el pueblo.

 

Música electrónica, cerveza y cocktails La vida nocturna de Cancún, y en general Quintana Roo, es uno de sus mayores atractivos turísticos. “Haría avergonzar a Las Vegas”, según CNN. El que está en boga es el Coco Bongo Club, que recoge su nombre y su estética de la película The Mask, de Jim Carrey. Además abundan los pubs de atmósfera británica, y discotecas electrónicas como Noir.

 

 

 

Alfredo Gutiérrez Bayardi Periodista grupo expansión – México

“Para los mexicanos Tulum es mágico. No es tan conocido como Chichen Itza, pero siempre nos hablan en las escuelas sobre cómo se sorprendieron los españoles con sus murallas”.

 

Iván Bernal Marín

(Publicado originalmente en el diario La República el 22 de abril de 2013)

Anuncios

Acerca de Iván Bernal Marín

Editor y periodista con estudios en filosofía. “La libertad del cronista permite contar mejor la verdad”, EMcC.
Esta entrada fue publicada en Interés, La República y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s