Daniel Estulin apunta su voz incendiaria a Wikileaks

Daniel Estulin asegura que Wikileaks es en realidad un instrumento de la CIA. ¿Cómo puede ser posible? Como parte de una agenda a largo plazo para justificar el cierre definitivo de Internet, por parte del Gobierno de Estados Unidos. Él es reconocido por su reveladora investigación sobre una sociedad secreta llamada el Club Bilderberg; libro alabado por Fidel Castro, y que ha vendido 5 millones de copias en 81 países. Una biblia para miles, que creen que el mundo es controlado por una élite de poderosos.

Para otros, solo otra manifestación más de las siempre vigentes tendencias cospiranóicas. Una particularmente exitosa y popular.

El ex agente de la KGB, nacido en la Unión Soviética hace 45 años, habló con EL HERALDO en Bogotá sobre esta y otras teorías conspirativas. Vino a Colombia a presentar su nuevo libro: Desmontando Wikileaks, en el que revela una serie de documentos, informes, y vínculos secretos de la organización informática liderada por el hacker Julian Assange. Evidencias para demostrar que la mayor filtración de documentos confidenciales en la historia, es solo otro engaño más en “un mundo de humo y espejos”.

Guerrero de la verdad y profeta contemporáneo, o gurú de la paranoia colectiva que se expande por Internet. Lea, y decida lo que cree.

 

¿Qué mensaje les envía a sus miles de lectores? Los que buscan en su obra una luz sobre lo que realmente pasa en el mundo.

Por encima de cualquier otra cosa, el de no creer nada a nadie. Comprobarlo todo, no dar por hecho nada, y pensar de forma independiente. En este sentido hago un hincapié muy importante: Todo lo que estoy diciendo es una mentira, hasta que tú lo puedas comprobar.

El hecho de que seas lector mío, no quiere decir que te estoy diciendo la verdad. ¿Y por qué hay que asumirlo? De la misma forma, cuando sale una noticia en CNN o en The New York Times, no entiendo por qué la gente da por hecho que lo que le están diciendo es la verdad, si casi siempre le mienten descaradamente a propósito. Esos medios de comunicación no tienen ninguna intención de contar la verdad. Ni razón para hacerlo. No trabajan para los pueblos, sino para sus dueños, los que pagan sus sueldos y definen esa verdad entre comillas que sale.  Su verdad.

La gente me pregunta, qué opinas de tal y tal noticia. ¿Qué importa qué pienso yo? ¿Para qué les importa mi forma de entender la noticia.  Toma la información y búscate entenderla desde tu perspectiva; indaga, busca, pregunta. Es importante la libertad, tu nivel de ser independiente como ser humano.

 

Si lo que dice es cierto, ¿no pone en riesgo su vida?

Yo vengo del mundo de espionaje, conozco los riesgos. Los riesgos que estoy tomando son riesgos calculados. Hay cosas que puedo contar que no estoy contando, porque ya son demasiado espeluznantes. Aunque en mí libro El Imperio Invisible hay un capítulo que habla del terrorismo atómico. Se explica que muchas de las cosas que nos cuentan que han sido coche bombas, en Bali, en Oklahoma City, no han sido sino mascaradas, como atentados mini-nucleares.

Claro, después de Bilderberg era el momento de indagar más, de tocar otro fondo; hacer a la gente criticar las cosas aún más. Que lo miraran de una perspectiva mucho más crítica. Es el aporte que estoy realizando. No quiero salvar al mundo, no soy Superman. Solo son cosas que me preocupan como ser humano, y las quiero indagar. No tengo agenda oculta, ni soy desinformador del Club Bilderberg. Soy una persona interesada por estos acontecimientos, y que los quiere compartir con sus lectores.

 

¿Cómo lo ha ayudado sus 12 años de experiencia como agente?

Ayuda a entender cómo funciona el mundo, cómo funcionan las cosas. Ayuda a entender lo que sale en la televisión, las noticias de la guerra de Afganistán, Iraq, África, conflictos bélicos que son mentira y que te los está contando constantemente CNN. Uno ve una batalla campal entre talibanes y no sé quién, y está CNN de por medio. La pregunta que tengo yo es como carajo estos hijos de la gran puta se enteraron que ahí estaba una pelea. Porque Taliban seguramente no les había dicho nada. Es como los medios manipulan las percepciones…

 

¿Cree que esto se refleja en medios locales?

A nivel internacional es con acontecimientos históricos grandes. A nivel local es con cosas locales. Si hablan de una trama que involucra a un político con vínculos a una editorial, obviamente van a tratarlo de una forma. Si es vínculos con intereses al presidente del país, de otra forma. Si es un grupo con vínculos a una editorial que es competencia, lo tratarán de una forma completamente distinta. Pero es lógico, yo no tengo ningún problema con eso.

Mi labor es simplemente tratar de sacar esas cosas a la luz. No soy un crusader, como los de películas americanas. Son cosas que creo, tal y como está el mundo, que merece la pena luchar contra ellas. Para el bien del mundo, del futuro.

 

Entonces, ¿cuál es su objetivo?

Como le dije a Fidel Castro, nuestro deber como seres humanos es asegurar la supervivencia de la especie, para que de aquí a dos millones de años seamos miles de millones de personas viviendo en todas las galaxias del universo. Ese es el objetivo del ser humano, que no dejemos de existir como especie.

Para eso lo que tenemos que asegurar primero es que somos libres, en todo el sentido de la palabra. Porque los ricos nos quieren esclavizar.

Es lógico también, no es nada personal, simplemente nosotros queremos ser libres y ellos quieren que seamos esclavos. Pero yo no quiero ser esclavo de nadie, y tampoco quiero hacer daño a nadie. Para eso, necesito que la masa social entienda lo que está pasando. Es la labor que estoy desempeñando: arrojar esta luz de mi verdad, que no tiene que ser LA verdad, pero es MI verdad.

Seguramente me equivoque en algunas cosas, pero como analista de contraespionaje soy capaz de articular muchos datos, y crear una estructura que puede explicar muchísimas cosas. No todas, pero ayuda a la gente a entender mucho mejor de que manera nosotros formamos parte de esta gran manipulación mundial, este lavado de cerebro por parte de los poderes. Es lo que hecho con Bilderberg y el Imperio Invisible.

 

¿Cómo comenzó esta especie de gran misión periodística en busca de la verdad?

Yo no soy periodista, soy investigador. Nunca he sido periodista. Yo vengo del mundo del espionaje, pero he hecho muchas cosas en la vida. Trabajé en una gasolinera, vendiendo periódicos, conducía taxis. Cuando era chaval, cuando salí de la universidad, escribía poesías. Empecé mi carrera como ingeniero mecánico, no la terminé porque no quería ser ingeniero. Me estaba buscando a mí mismo. Cuando salí de los servicios de espionaje, no sabía qué hacer. Mi única fuente de ingresos estaba a punto de desaparecer. Pensé, tengo muchas cosas que decir. Pensé: por qué para establecer una credibilidad periodística, de alguna forma para mí Daniel Estulin, no escribo un libro sobre este grupo de gente, club Bilderberg. Y es que, hasta cierto punto, fue gracias a Bilderberg que me metí en el mundo de contraespionaje.

 

¿Cómo es eso?

Un amigo de mi abuelo me contaba en el año 92, mucho antes de que me enlistara, algo que iba a pasar en Canadá en 1995. Decía que en Canadá iba a separarse la parte francófona de la anglófona, a través de un referendo en Quebec. ¡Me pareció una locura! Igual que cuando ahora le cuento cosas a la gente y les parece una locura. Llegó el 95 y todo comenzó a pasar tal como había comentando este señor. Pensé, si este presidente, este ministro, no manejan nada, entonces ¿quién manda en el mundo? Este señor me hablaba de un tal club Bilder-no-se-que, alemán, suizo, belga o algo. Era este, el club Bilderberg. Por eso cuando salí del servicio pensé: puedo hacer un libro de esta gente; ya sé mucho de ellos. Llevaba desde el 94 investigando. Y así empezó esta historia. El libro se convirtió de la noche al día en un acontecimiento casi mundial. Ahora es un libro mítico que se ha traducido a 51 idiomas, en los 5 continentes. Esto da el prestigio y la credibilidad necesaria para abrir y hacer muchas cosas. De ahí ha venido El imperio invisible, y ahora este libro sobre Wikileaks.

 

Usted tiene mayor receptividad en América Latina que en Europa. Muchos de sus libros solo se han editado en castellano. ¿Cómo se interpreta esto?

Donde hay menos influencia de los medios masivos de comunicación, hay más receptividad. En América Latina, que ha vivido mucho tiempo bajo el yugo de la droga, cuando yo hablo del negocio de la droga entienden cómo funciona;  los colombianos, los peruanos, argentinos entienden. No es lo mismo que contárselo a un tipo en Eslovenia, que no entiende nada. Si yo te estoy diciendo que el lavado de la droga se hace a través de Wall Street, que las grandes empresas participan y también venden droga, tú entiendes lo que estoy diciendo. No es lo mismo para alguien en Bielorrusia.

Aún así estos libros han levantado muchísimo interés, porque hay tanto para todos. Hablo cómo Bilderberg destrozó la Unión Soviética y por qué. Entonces en Rusia también lo siguen. En cuanto a Norteamérica he ha hablado de este intento de destruir Canadá, el acuerdo para unirlo a Estados Unidos. Por alguna razón, este libro La Verdadera Historia del Club Bilderberg, , tiene algo mágico. Un nexo de ingredientes que lo hace irrepetible. Hace que la gente en Colombia, Perú, se levante por miles. En el evento de firma de libros en Bogotá había gente que venía desde Calí. Esperaron por cuatro horas en una cola con mis seis libros. Y yo no soy un Beatle.

 

En sus libros dice que The Beatles fueron parte de un plan maquiavélico. ¿Qué cosas son las que dice que forman parte en esta gran manipulación de la que habla?

Yo hablo de la música rock n’ roll como concepto. En contraste con la cultura clásica. Todas estas degeneraciones del mundo del arte, como el rock n’ roll, el rap, están hechas a propósito en un laboratorio. El objetivo es destrozar, borrar de la faz de la tierra la grandeza universal del ser humano. Convertirlo en un animal insensato es el objetivo. Ese siempre ha sido el intento, y no ha cambiado.

Porque un ser humano indomable, ético, honrado, honesto y valiente, no puedes gobernarlo. Porque así no vamos a arrodillarnos nunca a un rey o una reina. No no los vamos a permitir jamás.  Solo esclavos analfabetos, simplones y subnormales, permitirían que un rey o un presidente nos gobernara sin nuestro consentimiento.

Estuve en Perú el fin de semana. Estaban cenando en el restaurante del hotel donde estaba alojado todos los ministros del nuevo gobierno, celebrando. Empecé a escuchar sus conversaciones. Son una auténtica banda de subnormales. Yo a esa gente no le encargaría ni limpiar mi cuarto de baño, y van a gobernar a la gente de Perú. ¡No puede ser! El Humano, con mayúscula, no permitiría que un animal de compañía lo gobernara.

 

¿No es su postura muy dura, radical?

No, es humana, platónica. De una persona que se ama a sí mismo como todos deberíamos amarnos. Cuando te insultan, cuando te toman como idiota, cuando un defenestrado intelectual se ríe en tu cara, no podemos dar la espalda. Tenemos que pegarles fuerte.

 

¿Qué descubrió de Wikileaks?

Lo que me impulsa a hacer el libro es un informe que vi hace un año del gobierno ruso. Un informa medio privado, accesible para la gente de dentro. A Julian Assange lo conozco como personaje hace muchos años. Era un chaval joven, que pertenecía a un grupo de hackers informáticos en Alemania que se llamaba Chaos Computer Club, en Hamburgo. Muchos de ellos trabajaban para la KGB. Assange no, era muy joven, pero el líder, Karl Koch, inventor del famoso troyano, trabajaba para la KGB. Es un caso hecho en laboratorio, que estudiamos. Cuando apareció todo esto de Wikileaks, vi a Assange en la tele, recordé todo esto. Pero no me interesaba mucho hacer el libro hasta que llegó este informe, interesante de verdad.

El informe de los analistas de los servicios de espionaje ruso hablaba del procedimiento para cerrar Internet. Yo siempre había pensado que ese era el objetivo principal, y los analistas rusos hablaban de lo mismo; y ellos no son psicópatas, son analistas barajando teorías, que no son para consumo público.

Ese informe hablaba de que el gobierno americano fácilmente puede cerrar la red, utilizando algún acontecimiento como 11S o Pearl Harbor. Los rusos piensan que será un ataque mininuclear, un autoataque, autoorquestado, contra un centro nuclear americano. Causar unos 400 mil muertos y echar la culpa a hackers chinos, para tener la excusa necesaria para cerrar Internet. Cuando vi esto, creí que era el momento de desmontar la operación Wikileaks. Yo sabía que la operación es de la CIA, porque los tipos que están metidos dentro del consejo, las empresas que financian Wikileaks, son unas personas con vínculos muy fuertes con la CIA americana.

 

¿Es decir que lo usarán para cerrar Internet?

Wikileaks no va a ser el argumento. Es una herramienta, que sigue muchos objetivos al mismo tiempo. Uno es cerrar Internet. Otro es hacer entender el mundo de una forma distinta. Muchos documentos que están dentro de Wikileaks seguramente son falsos. Por ejemplo, de Afganistán se han filtrado 200 mil páginas de documentos, pero todos son de archivos digitales. No son documentos. Documento es algo que puedes tocar con la mano. Son archivos que solo salen en la pantalla de tu ordenador, y esto no vale nada. Son cosas fácilmente falsificables. Hasta que no ves un folio, con el sello de un experto que verifica que es un documento original, es un documento falso. En las 200 mil páginas de “documentos” de Afganistán no hay ni una palabra sobre el único negocio de valor en ese país hasta hoy, que es la droga. ¿Cómo es posible eso? Es como si hablaran de las Farc y no hay ni una palabra de la droga o el secuestro. Algo falla ¿no? Digo yo. Así va eso.

El 90% de la información del libro sobre Wikileaks está en Internet. Todas las fuentes, referencias que pongo, notas de texto, tecleas el link y te aparece en Internet. Quiere decir que cualquiera hubiera podido hacer este libro. Solo que yo como analista tomo las piezas y ponerlas en pie, y dar sentido a eso. La información está tan al alcance tuyo como el mío. Eso quiere decir mucho. Por eso deciden cerrar Internet. Por todo el alcance que hay hoy de la información. Y eso es conocimiento del poder.

 

¿Y cómo investigar situaciones semejantes a nivel local?

Bilderberg es la antigua alianza de la Otan. Ahora tienes el Consejo de Relaciones Exteriores, el grupo americano hermano de Bilderberg, sólidamente unidos. Allí está gente del mundo de la política, periodistas; gente como Angelina Jolie también es miembro. Su imagen proyecta mucho a nivel de propaganda. Luego tienes relaciones como la Comisión Trilateral. Ahí es donde entra ya gente de América Latina, porque es América y Europa-Asia. Allí ya tienes miembros de Colombia.

En Trilateralcomision.org encuentras la lista de los miembros de todos los países. Puedes ver los colombianos metidos quiénes son. Es como una telaraña. Te metes, los ves, y en seguida tú como colombiano sabes quiénes son, sabes a quién está vinculado. Hay otra página web llamada Namebase, que hace la relación entre varios nombres. Pones David Rockefeller y va a salir todos los vínculos, a quién está relacionado. Te salen links a todos, lo que ha salido en medios de comunicación, como una telaraña de este tipo y los demás nombres. A través de un programa informático lo pone en orden. A partir de ahí puedes ver  a quién está enlazado en Estados Unidos, qué vínculos tiene con algunas organizaciones de finanzas, fundaciones de Washington. Y ahí por lo tanto tienes una imagen mucho más clara, es mucho más fácil descifrar su política, sus intenciones ocultas. Así funciona el mundo de la investigación real.

¿Qué está investigando ahora?

Yo siempre tengo 10 o 12 cosas que estoy investigando, simultáneamente. Son cosas que no hablo casi nunca. Pero bueno, podemos hablarlo ya que me preguntaste.

Para entender cómo funciona este mundo, pensar solo en política pura y dura es absurdo. Mucha de esta gente son satánicos, seguidores de masones. Para entender cómo funciona todo tienes que seguir la política, al mismo nivel de lo oculto: numerología, simbología, historia oculta, historia general; todas esas cosas que pueden parecer una chorrada.

El asesinato de Kennedy es un asesinato masónico puro. La fecha de su muerte no fue elegida al azar. El 22 de noviembre, 1122. Dentro de la numerología oculta son de los números más importantes que existen. Cuando matas al rey, uno que es más débil que el rey se hace con su poder. Por eso lo mataron ese día. Investigas su asesinato y descubres hasta qué punto los masones, la gente que lo ha matado, han ido muy lejos para asegurarse de cada detalle de este asesinato. Estaba muy bien cuidado. Porque si no, la transición del poder no se cumple.

 

¿No cree que sean coincidencias, a las que se le atribuyen significados descabellados?

Puede parecerte una idiotez total, pero a ti no te tiene que parecer ni bien ni mal. Simplemente no puedes entender el asesinato de Kennedy si no tomas en cuenta estas cosas.

No puedes entender por ejemplo la muerte de Stanley Kubrick,  cuatro días después de entregar la versión final del director de Eyes Wide Shut. 7 de noviembre de 1999. Mucha gente piensa que le mataron, su mujer, su familia. Ahora, ¿hay alguna prueba de que le mataron? No sabemos, pero hay indicios. La película más famosa de Kubrick es 2001 una odisea espacial. Si lo tomas como el uno de enero de 2001, y cuentas desde la fecha de su muerte hasta ese día, son 666 días. Te puede parecer una coincidencia, pero cuando empiezas a ver estas coincidencias a diestra y siniestra, deberías de entender que no son coincidencias.

 

¿Y tales circunstancias dónde se ven actualmente?

Miras que la industria discográfica, Hollywood y todo el entretenimiento, es un sistema de control en manos de gente poderosa. Es la mejor forma de controlar y lavar el cerebro. Muchas veces estás viendo videos, de Rihanna, de Eminem, ves que hablan de ciertos conceptos. Rainman, que significa el diablo, y si lo tomas como verbo, como to rain, ves que te muestran llover dinero, riqueza, mujeres. La canción Umbrella está hablando de cosas absolutamente diabólicas. Imágenes de agua que forman como cabeza de Bahomet. Son videos hechos en laboratorio, situaciones controladas, no es ninguna casualidad.

Tú a la gente no le puedes hablar de estas cosas, porque a la gente ya les va. Si resulta grande Bilderberg, imagínate esto. Bilderberg viene de una organización que se llama Sinarquistas, en 1921. Apoyaron a Hitler en la segunda guerra mundial. Pasa por la nobleza veneciana, el antiguo imperio romano. Te das cuenta que es una conspiración gigante.

Pero claro, cómo le vas a explicar eso a una persona que ve CNN todos los días.

Por eso digo: bienvenido a este mundo de humo y espejos. Un mundo paralelo, donde todo está absolutamente al revés. Pero ese es el mundo real. No esté nuestro, esta terraza donde hablamos. Este es una fantasía, Alicia en el país de las maravillas. Esto no es real. Y por eso lo he escrito, son cosas fascinantes.

 

¿Qué dice sobre estas teorías que proliferan ahora con Internet? ¿Sobre seres reptilianos que controlan todo y se tomarán el mundo?

La teoría de David Icke. Es lo que es, teoría conspiranóico-freaky. Te das cuenta que la gente que más tiempo y más dinero gasta en tramar conspiraciones son los gobiernos. Es muy fácil de entender. Si tienes mil personas, todos hablando del atentado nuclear de Oklahoma City, y cada uno recuerda una cosita que ayuda a poner en pie esto, para Rockefeller es muy malo. Lo que tienes que hacer es fragmentar estos mil en grupitos de 10 personas y hacerlos pelear entre sí. Entonces, van lanzando conspiraciones. Área 51, Haarp, Kingtrail, hay de todo.

 

¿Cree que Haarp y todo eso son falacias?

Haarp es una cosa que a nivel científico es legítimo. Tiene que ver con registros de los cambios solares. Por otra parte, si causa terremotos o no, no tengo ni idea. Pero desde luego no me meto ahí para discutir con dos que no saben tampoco nada. Porque hablar en vacío, sin información donde apoyarlo, y utilizando un video de Youtube como argumento, es absurdo. Son como: “mira Haarp existe, te mando el video de Youtube”. ¡No jodas! Por eso crean estas conspiraciones de hombres reptilianos, todas estas cosas. No hay que creer en esto. Porque nosotros, el ser humano, somos lo más bello que hay en el mundo. Pensar que hay algo extraterrestre que lo supera es una locura. La capacidad intelectual del ser humano puede cambiar la historia del universo. Podemos conquistar el espacio.

Es una temática habitual lo de los poderes ocultos que controlan todo. Como concepto es una cosa habitual, tema de muchas películas y obras. Se remonta mucho en la historia, y los que escribimos sobre esto tenemos este telón de fondo.

 

¿Y el cambio climático? ¿Hay teorías y evidencias a favor y en contra?

No existe. No hay cambio climático. Lo que están haciendo  con el cambio climático es decir: basta de crecimiento, ya es mucho, basta, no hay más. Si no hay crecimiento, no hay desarrollo. Si no hay desarrollo, no hay avance de una población. Son las mismas personas que están promoviendo crecimiento cero, volver a las raíces, volver a las cuevas, comer pasto. ¡No! Tú come pasto, yo como cosas ricas. Nuestro objetivo es colonizar el espacio. Estamos en un planeta pequeño, con recursos naturales limitados. Pero no somos amebas o bacterias, somos 7 mil millones de pensantes, que podemos descubrir principios elementales de la naturaleza y conquistar todo aquello. Y esto no tiene igual. Y la gente poderosa como Rockefeller no quiere que lleguemos a eso, porque entonces nos deja de controlar. Ni locos vamos a permitir que nos controlen. Por eso inventan todas esas cosas.

 

Pero la contaminación viene incrementando ¿Cómo decir que no afecta en algo?

Esto no existe, todo esto. Está hecho a propósito para ralentizar el crecimiento de los países. Estamos en un periodo que se llama enfriamiento global, que son ciclos de 100 mil años.  Estamos justo en medio de este ciclo. A nivel histórico, si miras unos 400 años atrás, estas mirando por ejemplo que en Tennessee la gente patinaba. Todo esto que tenemos, la actividad de volcanes, todo está vinculado con ciclos solares que cambian cada 15 años. Explosiones que estás viendo en el Sol, afectan directamente todo lo que hemos visto: los terremotos en Japón, Chile, Estados Unidos, Haití. Son ciclos solares que afectan eso, no el hombre.

Esto se remonta a 2,6 mil millones de años. Porque los dinosaurios murieron no por una explosión de un asteroide, sino por lo largo y ancho de la historia del  planeta tierra. Tiene medio billón de años. Estos ciclos siempre se han producido, y han llegado al punto que han borrado de la faz de la tierra todo lo que vivía. Y luego, un poco más tarde, se criaron otras cosas que eran más poderosas, con vertebras, y poblaron otra vez la Tierra. Es la evolución. Llegará el momento que nos moriremos todos nosotros también. No porque Rockefeller quiere que nos muramos. Llegara un punto en que simplemente la civilización dejara de existir, y llegará otra.

 

¿Tiene algún mensaje para los colombianos?

Lo más importante es entender cómo funciona el dinero. El dinero no tiene ningún valor intrínseco. No hace mover el mundo, es nuestra capacidad intelectual la que puede cambiar el mundo. En ese sentido, es imprescindible no seguir la política monetaria de EU. Es una idiotez total. Sino crear un estado-nación; invertir en el país, la infraestructura, desarrollar a nivel interno, construir centros nucleares, trenes de alta velocidad. Porque crecimiento y desarrollo es directamente proporcional a densidad de población. Y a lo largo de historia, han avanzado los estados que han creído en esta fórmula de progreso y desarrollo. Siguiendo a grandes pensadores, Nicolás de Cusa, Leonardo Da Vinci, Leibniz. Somos únicos e indivisibles, y no podemos dejar que nos laven el cerebro estos hijos de la gran puta. Quieren hacernos pensar que somos una masa sucia subnormal animal, y no lo somos.

 

¿Qué dice a los que lo tachan de loco, y se burlan de las supuestas conspiraciones?

Antes lo hacían. Pero ahora no. En junio pasado he dado un discurso en el Parlamento Europeo. En Internet encuentras todos los videos. Y el Parlamento no es exactamente un psiquiátrico. Allí no entra ni el presidente de Colombia. Ahí estaba yo, dando un discurso histórico sobre Bilderberg. He estado con Castro. Te puede gustar o no. No tiene importancia, el hecho es que Castro es una persona leyenda, que ha estado con todos los presidentes. El hecho de que haya leído mi libro, que le encantó y me invitó, habla mucho. He estado con Chávez, en Venezuela. Di un discurso a los jefes de estado mayor, a los embajadores de Alba, me reuní con el jefe de inteligencia militar. Estuve con el presidente de República Checa.

Quiere decir que tacharme de conspiranóico ahora mismo, complicado. Todo lo que yo cuento se ata, es una lógica aplastante. Otra cosa es si quieres creerlo o no. Es asunto tuyo, pero si sumamos 2 más 2 y no te da 4, algo va mal.

 

Por Iván Bernal Marín

Lea la versión original publicada en la revista Latitud, del diario El Heraldo:

http://www.elheraldo.co/entrevista/estulin-apunta-su-voz-incendiaria-a-wikileaks-32499

Anuncios

Acerca de Iván Bernal Marín

Editor y periodista con estudios en filosofía. “La libertad del cronista permite contar mejor la verdad”, EMcC.
Esta entrada fue publicada en Entrevistas, Interés, Perfiles, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s