“Campeón es el que se rebela ante la derrota”, Jorge Valdano

Jorge Valdano

Jorge Valdano ya no es jugador, ni entrenador ni director deportivo. Solo se dedica a trasladar al terreno empresarial las enseñanzas que le dejó el fútbol, esa gran metáfora de la vida, en la que él alzó tantas copas.

Fue campeón del mundo en 1986 con la seleccion Argentina, y un triunfador consagrado en cada uno de sus cinco pasos por el Real Madrid. En esa experiencia ganando partidos se pueden leer claves para ser exitoso, sea en canchas, mercados o escritorios.

Así lo demuestra en esta entrevista que concedió a LR, en el marco del ciclo de conferencias que vino a dictar al país, invitado por Bbva.

¿Qué le puede enseñar el deporte a las empresas?
El deporte es un gran simulador de la vida y del mundo empresarial en particular. Hablamos de un mundo de exageraciones, donde las presiones son muy grandes, hay una enorme emotividad y gente joven tiene que asumir grandes retos; de esa experiencia se sale con enseñanzas que son aplicables al mundo de la empresa.

¿Y cómo?
Digamos que en el mundo de las empresas hay dos grandes pilares, uno es el de los conocimientos, y otro el de las emociones. Bueno pues yo hablo del segundo, de las emociones. El deporte en general y el fútbol de una manera muy particular, son un vehículo de formación muy potente. El entrenamiento, los factores motivantes, el espíritu de superación, los principios solidarios, la repartición de roles, el trabajo en equipo. Son muchos los elementos que juegan cuando se hace deporte.

¿Hay que practicar deporte para ganar estas cualidades?
Yo me valgo de una experiencia muy larga como jugador, entrenador, director deportivo, director general, por mi relación con los medios, y desde allí he sacado experiencias que son aplicables al ámbito empresarial. Lo que sí le recomendaría a los directivos es que jueguen, al fútbol, al tenis o lo que sea. Todo el tiempo que gasten en hacer deporte lo ahorrarán en psicólogo.

En el fútbol ya lo ganó todo ¿Busca algo parecido en el mundo de las consultorías?
Tengo una empresa de recursos humanos que asocia deportes y management: Makeateam. Soy socio fundador. Lo que yo hago en las conferencia hay un grupo de consultores que lo bajan a los segundos y terceros niveles de la empresa. El entrenamiento como solución a los problemas cotidianos. Tenemos oficina en Colombia, Argentina, Venezuela, España,Portugal, con más de 15 años. Trabajamos con todas las empresas que están en el Íbex: Telefónica, Bbva; si hablamos de México, Banaméx; empresas de seguro, automovilistas, tecnológicas.

Fueron las que nos obligaron a aterrizar en Latinoamérica cuando se fueron ramificando. Pero no tengo tantas aspiraciones. Tengo además una consultoría, que realiza estrategia deportiva para gobiernos. No tengo más intención que la de poner en valor todo lo que aprendí en el camino. Ese es mi mundial en estos momentos.

¿Y qué enseñanza dejó ser siempre parte del equipo, o empresa, ganadora?
El deporte enseña mucho sobre lo que necesita el talento para hacerse fuerte en una organización. Si yo digo que el talento necesita de confianza, de un lugar, de energía y de otros talentos.

¿Qué más da que esos conceptos los apliquemos al fútbol o los apliquemos al Bbva.
Sirven exactamente igual. El vínculo entre el mundo de la empresa y el mundo del deporte son nada más y nada menos que los seres humanos.

¿Y cuál es la diferencia?
En la empresa los seres humanos son lo más importante. En el fútbol los seres humanos son lo único importante. Porque nosotros no vendemos ningún producto, el producto es el equipo.

¿Y el fútbol qué lecciones puede dar frente a la crisis Europea?
Si algo sabemos en el mundo del fútbol es de crisis, porque por muy bien que vayan las cosas es muy difícil a lo largo del año no tener que gestionar por lo menos tres crisis. Y si algo he aprendido es que hay que afrontarlas con un punto de serenidad. Aquellos que no tienen una cultura de crisis, el cuerpo les pide acción. Y entrar en acción antes de valorar los movimientos es siempre una mala idea. Muchas veces lo más adecuado es ponerse a reparo, a la espera de que la tormenta pase.

Curioso que la enseñanza sea la calma, cuando los futbolistas tienen que correr tanto.

No es una cosa solo de correr, es una cosa de ganar y de perder y de gran presión ambiental, y de enormes tensiones competitivas, y de grandes altibajos emocionales. Siempre digo que un directivo que está en el mundo del fútbol tiene que tener las condiciones del acompañante, del side car, que cuando toma la curva para un lado uno tiene que llevar el cuerpo para el otro para tratar de compensarlo.

Cuando hay éxito hay que tratar de que los jugadores no salgan de la realidad, cuando hay fracasos que no terminen abatidos y pierdan confianza. En fin, hay que estar permanentemente en busca del famoso equilibrio.

¿Cómo era de técnico, más de exigir, o de motivar?
La exigencia es un imperativo profesional. Yo exigía profesionalmente pero respetaba mucho personalmente. Para mí el respeto a la persona es sagrado, y creo que es la mejor manera de hacerles tomar conciencia de su responsabilidad. Darles libertad a la hora de dirigir su profesión.

Sobre la crisis, llama la atención que España siendo campeón del mundo del fútbol, y teniendo una de las mejores ligas, sea de los que peor está financieramente. ¿Por qué no se da este diálogo entre el buen desempeño de los técnicos y los encargados de manejar las finanzas públicas?

En primer lugar estamos en una crisis sistémica. El mundo global, cuando Grecia tiene un problema, este se extiende como una metástasis por toda Europa, y España no está siendo ajena a esas dificultades.

Sencillamente, el fútbol en particular y el deporte en general le da una tregua a España los fines de semana. Da la sensación que estamos ante un país que vive todas las dificultades de lunes a viernes, y que se pone contento los fines de semana. Cuando juega el Madrid y Barcelona, se sube arriba de un coche Alonso, juega al tenis Nadal, o tira canastas Gasol. Eso no es más que el reflejo de un país que ha trabajado muy bien el deporte en los últimos 20 años, y lo que se hace bien termina grandes resultados. Y eso es lo que está disfrutando España. Pero hay que entender que hablamos de un juego, y los juegos están fuera de la realidad. A un país solo le dan una tregua anímica, pero que no afecta a su vida cotidiana.

Ante los grandes problemas el deporte poco puede hacer, pero sí que es una medicina anímica, una tregua anímica, que nunca viene mal.

Viendo a Falcao, ¿cómo ve las posibilidades de Colombia de clasificar al mundial?
En primer lugar, Falcao está entre los mejores delanteros del mundo, y lo está demostrando en un equipo al que ha contribuido a ser grande, el Atlético de Madrid. Bueno, su momento es fantástico y de eso se va a beneficiar sin duda la selección de Colombia en esta etapa clasificatoria.

Y en cuanto a las posibilidades de Colombia, hay dos datos muy estimulantes. Uno, se toca su posición en la tabla de clasificación, y otro, que hay que proyectar hacia el futuro. Es un equipo que está creciendo, y que da la sensación de que todavía no alcanzó su techo.

Por lo tanto, la visión da para el optimismo.

En el país fue muy discutida la elección de Pekermán, por ser un técnico extranjero. ¿Qué opina sobre esta situación?

Pekermán es una persona tranquila, con un conocimiento clásico del juego, qie está muy lejos de rapiñar el fútbol, más bien todo lo contrario. Sus equipos suelen hacer un fútbol muy fluido, de intención claramente atacante. Yo creo que todo eso se adapta muy bien a la sensibilidad del jugador colombiano.

A todo hincha del Real Madrid le sorprenden sus comentarios acerca de que Messi está lejos de cualquier otro jugador.

Respeto muchísimo a Cristiano Ronaldo, me parece un jugador extraordinario, un profesional irreprochable, que también merece un lugar entre los mejores jugadores de todos los tiempos. Pero entiendo que en estos momentos, Messi también por edad marca una diferencia con respecto a cualquier otro jugador del mundo. Y cuando termine su carrera a lo mejor nos obligará a decir que ha marcado una diferencia con respecto a cualquier jugador de la historia del fútbol, porque no hay que olvidar que tiene 25 años, y lo que ha hecho hasta ahora es digno de una carrera entera. Y en el mejor de los casos a lo mejor le faltan 10 años todavía de fútbol.

¿No cree que falta que se corone campeón del mundo?
No, Di Estefano no fue nunca campeón del mundo, ni siquiera jugó un mundial. Y cruyff tampoco ha conseguido ese honor y sin embargo están considerando como dos de los cuatro mejores de la historia del fútbol.

Lógicamente ayudaría en Argentina en su comparación con Maradona, pero no es un hecho determinante. Lo determinante es lo que hace en cada partido, y Messi lleva ya muchos años dedicándose a ganarnos los partidos.

¿Ve al Madrid campeón en esta temporada?
El Madrid tiene una plantilla riquísima, con más experiencia que la temporada pasada. Con muchas posibilidades de progresar futbolísticamente. Ha empezado mal, y creo que se está haciendo un diagnóstico equivocado. La opinión pública habla de falta de actitud, yo creo que eso al equipo es lo que le sobra.

¿Y cómo cree que va a llegar al partido contra Millonarios?
Es un partido amistoso en medio del campeonato. Finalmente, el trofeo Bernabeu se jugaba en verano y servía para presentar a las nuevas figuras del club. Ahora por los compromisos el trofeo se traspapeló, se juega a mitad de semana pero en medio del campeonato. Y es como disparar con balas de fogueo en medio de una guerra. Pero bueno, para Millonarios sin duda, para los jugadores, será una gran experiencia visitar el Bernabeu, al fin al cabo uno de los escenarios más grandes del fútbol mundial.

¿Qué mensaje puntual puede tomar un ejecutivo del deporte?
Sencillamente que no se trata de triunfar todos los día, sino de ser resistente a las frustraciones. Los grandes campeones lo son porque se rebelan ante la derrota, no porque ganen siempre.

IVÁN BERNAL MARÍN
Publicado originalmente el 22 de septiembre de 2012 en la sección NegOcio del diario La República.
Anuncios

Acerca de Iván Bernal Marín

Editor y periodista con estudios en filosofía. “La libertad del cronista permite contar mejor la verdad”, EMcC.
Esta entrada fue publicada en Entrevistas, Interés, La República y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s