Nada que se desenreda nudo de postes

Hay más de 30.000 postes en Barranquilla, la mayoría convertidos en tenedores de cemento, enrollados por puñados de espaguetis negros y peligrosos. Esas marañas de cables que contaminan el paisaje urbano han sido denunciadas por años; sin embargo, aún parece lejana la posibilidad de desenredarlas.

En 2011 fallecieron dos personas cuando manipulaban las intrincadas redes. Víctimas de descargas eléctricas, quizá por subir a conectarse ilegalmente a la señal de TV de un vecino.

Electricaribe es dueña de la mayoría de postes, pero asegura que no es responsable de los nudos que los atenazan. En ellos confluyen redes de distribución de energía, conexiones telefónicas, de televisión por cable y fibra óptica.

 

Si bien Electricaribe administra los postes, les alquila el uso de su espacio a empresas como Telmex, Metrotel y Telefónica Telecom. Por ello, asegura que estos operadores son responsables de hacer mantenimientos de sus líneas y retirar las que estén en desuso.

 

Benjamín Payares, director de operaciones de Electricaribe, argumenta que por reglamentación deben facilitar a las compañías de telecomunicaciones espacio para que instalen sus redes. “La norma no establece una limitación para la colocación de las mismas”.

 

Asegura que en varias ocasiones les han manifestado a los operadores que deben mejorar sus procedimientos de instalación de redes, para evitar la contaminación visual.

 

¿Está Barranquilla condenada a tener sus postes enmarañados para siempre?

 

Payares responde que no están así por sus redes eléctricas, puesto que Electricaribe las instaló según la regulación vigente. “Si esta condición alude a las redes instaladas por las empresas de telecomunicaciones, se debe hacer un llamado a las autoridades de regulación para que limiten expresamente la ocupación de la postería”.

 

Le correspondería al Damab, la autoridad ambiental de Barranquilla, vigilar y controlar la afectación al paisaje.

 

Sin embargo, Payares explica que en los postes se pueden instalar todas las líneas que se requieran para prestar el servicio de telecomunicaciones, en la medida que no se genere sobrepeso o sobretensión física del poste. Electricaribe sostiene que “no existe sobrecarga” en los postes de energía utilizados por los operadores de telecomunicaciones, pese a la excesiva cantidad de redes que se observan a simple vista.

 

Aunque cada compañía es responsable pos sus redes, es Electricaribe quien debe evitar que el poste se sobrecargue. “Una cosa es la contaminación visual y otra muy distinta el peso o la tensión que se ejerza sobre el poste”, enfatiza.

 

Sobre la situación, Telefónica Telecom explicó que avanza en la canalización de sus cables por vía subterránea. Aunque no reportó cifras, ratificó que adelanta inversiones para subterranizar sus redes; alternativa que a largo plazo resulta más económica, puesto que dejarían de pagar mensualmente arrendamiento de postes.

 

EL HERALDO intentó conocer la versión de otras empresas que aportan cables a las marañas de los postes, pero resultó imposible. El enredo sigue.

 

¿Por qué no subterráneos?

Aunque no hay un cálculo preciso, cambiar las redes a subterráneas demandaría una multimillonaria inversión en obras civiles y se generarían múltiples inconvenientes para la ciudad por la intervención de los andenes, puentes, vías, y amoblamiento urbano de la ciudad. Así lo asegura Electricaribe. Además, la empresa explica que la tarifa de energía le remunera la inversión que hace en su infraestructura eléctrica para prestar el servicio, “razón por la cual todas estas obras podrían significar un incremento en la tarifa que paga el usuario”, dice Payares. Sin embargo, este tipo de redes se han instalado ya en proyectos de ampliación de vías, mejoramiento urbano y construcción de parques.

 

Cercanía a ventanas

Muchos postes envueltos por cables pasan peligrosamente cerca a ventanas de residencias. Electricaribe dice que instala sus postes cumpliendo con las normas técnicas, como las distancias de seguridad establecidas por el Reglamento Técnico de Instalaciones Eléctricas, Retie. Asegura que “algunos clientes al construir sus viviendas o establecimientos comerciales violan estas normas urbanísticas, las cuales de manera expresa prohíben cualquier tipo de construcción en cercanías a las redes eléctricas”.

 

Por Iván Bernal Marín


Publicado originalmente en el diario El Heraldo el domingo 15 de enero.
http://www.elheraldo.co/local/nada-que-se-desenreda-nudo-de-postes-53215

 

Anuncios

Acerca de Iván Bernal Marín

Editor y periodista con estudios en filosofía. “La libertad del cronista permite contar mejor la verdad”, EMcC.
Esta entrada fue publicada en Denuncias, Noticias, Reportajes y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s