Seguir trabajando puede ser un alivio frente al cáncer

benitez0824-1000A

Eso de que el trabajo lo hizo Dios como castigo no es tan cierto. Al menos para los enfermos de cáncer, para quienes puede ser un alivio. Mantenerse activos en la vida laboral, ocupados, distraídos, los aleja de la angustia que produce la certeza de la muerte.

Lo confesó el periodista Hernán Peláez, afectado desde hace unos años, en la presentación del libro del padre Omar Benitez Lozano, ‘Dios, dame tiempo para vivir’. En sus páginas se desarrollan esta y otras reflexiones sobre el mal que deja más de 7 millones de víctimas nuevas cada año. En diálogo con LR, el autor habló de esas lecciones también válidas para los sanos, pues al final, la certeza de la muerte deberíamos compartirla todos.

 

¿Es un documento de testimonios, o una novela de ficción?

Digo que el libro es un testimonio novelado. Los nombres están cambiados, pero todos los personajes son reales. Y todas las situaciones son reales, aunque no son todas de la misma persona. Sino que yo até cabos, y armé una historia. Lo que busca es mostrar las diferentes situaciones que le pueden pasar a estas personas y a su familia, y a los médicos. Aunque todas no le haya pasado en la vida real a la misma persona, si son verdaderas, han pasado en la vida real. Lo primero que hice fue armar un guión con mis recuerdos, de las personasque había tenido que tratar. Y después, alimentarlo con testimonios de personas. Y me contaron cosas de una riqueza impresionante, que uno no las capta hasta que la persona no abre el corazón. Por ejemplo, a veces la gente no se lo plantea, pero uno de los rodrigones que llamo yo en el libro (rodrigón es el apoyo que se le pone a las plantas para que no se tuerzan), clave para varios de los enfermos que entrevisté, era su perro. Porque muchas veces estaban solos en la casa y su única compañía era el perro. Eso no lo considera un médico, ni mucha gente en un ensayo. Pero ahora uno va descubriendo que hasta el perro puede llegar a ser un apoyo para el enfermo. Ese tipo de descubrimientos han sido muy bonitos, porque son frutos de los testimonios de las personas.

 

¿Y el trabajo, qué papel juega al saberse enfermo?

Es fundamental, aquí en el colegio tenemos dos enfermos de cáncer. Ellos lo que más los ha sostenido es tratar siempre de trabajar. Incluso uno es bastante solo, porque tiene poca familia. Imagínate una persona con cáncer sola en su casa, qué piensa. En su dolor, está hundido, eso lo mata. En cambio él, a pesar de que le cueste trabajo caminar, viene a trabajar todos los días. Hay gente que le dice, no hace falta que vengas, vete para la casa, descansa. Él responde no, yo necesito trabajar. Es esencial, obviamente mientras la persona pueda. Y aún así, interesa mucho que aunque la persona esté en su casa, esté activa. Uno de los modos de ayudar al enfermo es alimentándole los hobbies, entonces uno sabe que le gusta la música, vamos a conseguirle música. Que le gusta pintar, vamos a conseguirle óleos, lienzos. Mientras su actividad sea trabajar, buenísimo, porque está pensando en cosas de su trabajo, no en su dolor.

 

¿Cómo ayuda el apoyo espiritual?

En el libro se desarrolla mucho esto, hay un capítulo específicamente que se llama ‘Levantar la mirada’. Con todo y que el protagonista del libro es un hombre de fe, es una fe un poquito dormida. Pero cuando recibe la noticia de su cáncer, lo primero que hace es irse a una capilla a quejarse con Dios, y a reclamarle. Pero por lo menos ya está reconociendo la presencia de Dios. Y entonces, él empieza a darse cuenta que no puede quedarse solo. Empieza a apoyarse en sus compañeros de trabajo, en su familia. Aunque hay momentos en que tiende como al ostracismo, a esconderse, como si fuera culpable de algo. Afortunadamente él conoce a un sacerdote de antes, que era amigo suyo aunque no tenían mucho trato, y empezó a hablar con él.

 

Y se dio cuenta que él sin Dios iba a acabar su vida mal, se iba a deprimir. Entonces empezó a apegarse de Dios, acercarse un poquito más a la fe, a la misa, al sagrario, a hacer oración. Y se dio cuenta que le daba otro enfoque a su enfermedad. Por eso él deja consignado eso, levantar la mirada. Si yo me quedo con la mirada gacha, pegada al suelo, me hundo, porque solo veo cosas negativas. Cuando él levanta la mirada y se da cuenta: existe Dios, y no solo existe Dios sino otras personas que puedo ayudar con mi vivencia. El protagonista va descubriendo eso, y es lo que uno trata de transmitirle al enfermo. Yo he descubierto, a través de mi atención sacerdotal, que no hay un enfermo que piense que se va a morir porque llegó el sacerdote. Se asusta más la familia, por no entender lo que es el apoyo espiritual. Me he encontrado enfermos moribundos, que en cuanto se enteran que viene el sacerdote, parece que reviven, una tranquilidad, un sentirse en paz, la alegría de poderse confesar, de recibir la unción, la comunión. Recuperan una serenidad, que hace que la familia reconozca el bien que hace la visita del padre.

 

¿Por qué escribe sobre este tema?

Porque he tenido que antedenr a muchos enfermos, y en concreto a muchos enfermos de cáncer. Pero, he tenido que atender parientes, he tenido que atender mucha gente del colegio, papás, alumnos, profesores, empleados. Atenderlos es que ellos buscan esa atención espiritual, Y además porque cuando uno va a un hospital, la gente lo aborda. La gente que está en la sala de espera, que tiene un enfermo, piden que vaya a ver su familiar. Entonces llegó un momento que se sumaban tantos casos, me di cuenta que estaba rodeado de tanta gente con cáncer, que dije esto se disparó, cada vez hay más gente con cáncer. Es muy importante meterse en la vida de ellos, y transmitirle a los demás que está pasando.

 

Qué pasa en su interior para poderles ayudar. Y no solo eso, sino que yo sostengo, que prácticamente, y lo dicen muchos médicos, todos tenemos cáncer, lo que pasa es que no a todos se nos despierta. Entonces, si todos somos candidatos al cáncer, la pregunta sería, ¿tengo que esperar a que me dé cáncer para cambiar mi estilo de vida? ¿Tengo que esperar a que me dé cáncer para levantar la mirada, para descubrir las cosas pequeñas, para disfrutar los hijos, para valorar lo bueno de la vida? Yo quise plantear eso no solo para los enfermos sino también para los sanos. Y quise tocar el tema de la muerte, porque es curioso, todos nos vamos a morir, es lo más real que tenemos, y sin embargo nos da miedo tocar el tema. No queremos hablar de la muerte. Pero un momentico, hay que tocarla, para que no nos coja por sorpresa, y para que vivamos sabiendo que en cualquier momento nos va a tocar.

 

Ventas serán para atender a pacientes

El padre Omar Benitez nació en Manizales hace 53 años, y es el capellán del Gimnasio de Los Cerros, en Bogotá. Es ingeniero de petróleos de la Universidad de América, Bogotá; magíster en educación de la Universidad de la Sabana, curso estudios de filosofía y teología en la Universidad Pontificia de la Santa Cruz, Roma, y es doctorado en teología en la Universidad de Navarra, España. Ha trabajado el área educativa por 25 años, pero este es su primer libro para el público. Es editado por el Grupo Planeta, y cedió los derechos de las ventas a una fundación, que se encargará de apoyar a los enfermos de cáncer con lo recaudado.

 

La opinión

Hernán Peláez
Director del programa La Luciérnaga de Caracol Radio

“Si la persona con cáncer se deprime, el entorno familiar se hunde. Por eso agradezco estar trabajando. (…) Yo le pido a Dios que me dé tiempo para vivir el Mundial 2014”.

 

Iván Bernal Marín
(Publicado originalmente el 24 de agosto de 2013 en el diario La República)
http://www.larepublica.co/negocio/seguir-trabajando-puede-ser-un-alivio-frente-al-c%C3%A1ncer_52501

Anuncios

Acerca de Iván Bernal Marín

Editor y periodista con estudios en filosofía. “La libertad del cronista permite contar mejor la verdad”, EMcC.
Esta entrada fue publicada en Entrevistas, La República, Salud y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s