Madonna barranquillera es la reina del Pole Dancing

Con los años, Sharon Pacheco cada vez se parece menos a Madonna, porque la Reina del Pop no envejece como el resto de los mortales.

Divino tener la plata que tiene ella para inyectarse la cara y verse como una pelaíta —dice hoy Sharon, quien apareció en junio de 1991 en la portada de la Revista Miércoles de EL HERALDO, bajo el título “La Madonna barranquillera” –Ella me lleva 10 años, y se ve más joven que yo.

Sharon tiene 44 años que admite sin pena, hasta un poco orgullosa. Porque aunque le resulte imposible disimular una que otra arruga incipiente, ostenta un cuerpazo que con seguridad envidian muchas mujeres 20 años menores que ella. Abdomen plano, pechos firmes, curvas sinuosas y muslos tonificados.

 

Además, goza de una flexibilidad de karateca que le permite rodearse el cuello con las piernas. También, de una fuerza de atleta olímpica que le permite alzar su cuerpo en el aire con solo sus brazos, treparse a lo alto de un aro o una barra metálica, y sostenerse hasta por 20 segundos en figuras acrobáticas con nombres como ‘Escorpio’ o ‘X-Men’.

 

La Madonna barranquillera dirige una escuela de pole -dancing en Bogotá: Vertical. Es decir que le enseña a actrices curiosas, estudiantes jóvenes y esposas cuarentonas, como ella, a bailar sensualmente en torno a un tubo de esos que plagan el universo de las stripers en el cine y la televisión. Les enseña a bailar sensualmente no solo como ejercicio para excitar la imaginación de sus parejas, sino más bien como ejercicio para mantener una buena figura, como ella.

 

Siempre se cree que es algo de las ‘fufas’ (prostitutas), como un show de las cabareteras. Pero lo vienen a aprender más las señoras. Las ‘fufas’ no quieren aprender esto, ellas con lo que tienen venden –Sharon habla sentada sobre el escenario de una discoteca con decoración estilo años 50, en el centro comercial Hacienda Santa Bárbara, en la que presenta shows los jueves, viernes y sábados. –Las mujeres ven esto y quieren aprender a bailarle a su pareja así. Les enseñamos Chair-dance y todo lo que tiene que ver con seducción. El striptease tonifica mucho.

 

Erótico sí es este ejercicio, dado que en muchas de las acrobacias abre las piernas tanto como es posible, dejando apenas milímetros a la imaginación. El show en el que su cadera gira por las alturas suele ser lo más esperado de la noche. Sin embargo, ella es testimonio de los beneficios como actividad gimnástica.

 

Dice que trabaja su cuerpo más que si hiciera pesas. Y es tal el desgaste y la quema de grasas, que no necesita hacer dietas. El principal reto es vencer el miedo a las alturas. Y luego, dice, ayuda a que las mujeres se sientan más desinhibidas, seguras de lo sexy que se ven.

 

Me duele hasta el cabello. Si fuera por mí estuviera descansando, pero no puedo –Sharon ha llevado el pole-dancing a nivel profesional. Se certificó en escuelas de Argentina e Inglaterra, y ha participado en competencias internacionales de una disciplina que se está abriendo camino en el campo del fitness —ayer entrené tres horas sin parar. Nos estamos preparando para participar en Miss Suramérica y en el mundial en Londres.

 

Cuando dice “Nos estamos” se refiere a su esposo, el también barranquillero Jhonny Camargo, entrenador de pole-dancing y “bajador de peso profesional”. Y a la menor de sus hijas, Ivana, de 10 años, que canta y les sigue los pasos a sus padres subiéndose a tubos a hacer piruetas y contorsiones.

 

El hijo mayor de Sharon tiene 24 años, se llama Steven y es bailarín, entrenador y profesor de hip-hop. También está Vanessa, que tiene 20 años y se dedica a la actuación.

 

Sharon estudió educación física en la Universidad del Atlántico. Comenzó como instructora en la primera academia del país, Power Step, de Liliana Beltrán, cuando “esto acá no se conocía”. Hasta que, hace 3 años, se independizó y fundó su propia escuela. Haberse especializado en los tubos le abrió camino en la capital del país, y le reservó un espacio en el mundo de la farándula.

 

Otra de sus muchas actividades es ser coreógrafa de una telenovela del canal RCN, en la que “soy multiusos, a veces hago de una bailarina rusa del bar, o hago de doble de las actrices”. Ha tenido papeles cortos en distintas producciones. Le ha dictado clases de pole-dancing a Natalia París, Carolina Gómez, Sandra Corrales, entre otras actrices. Actualmente trabaja con Valentina Rendón, de quien dice “¡podría participar en competencias! Hace acrobacias y todo”.

 

Sharon conserva en su hablar una frescura y espontaneidad costeñas, además del acento.

 

Tampoco me parezco tanto a ella —dice sobre su semejanza con Madonna, cada vez más lejana. Se ríe y es un poco displicente cuando se le pregunta por la mega-estrella. Pero en el fondo reconoce que fue la semilla de muchas cosas que luego florecieron en su vida. —Cuando ella salió yo era una adolescente. Y vivía de eso, haciendo performances, como doble de ella. Antes que Yo me llamo y todos esos programas de ahora.

 

En Barranquilla se presentaba en discotecas LGTBI como Sky. Cuando llegó a Bogotá formó parte de un grupo de ‘dobles’, entre los que figuraban Michael Jackson, Vanilla Ice y Milli Vanilli, antes de que se descubriera que estos también eran unos ‘dobles’. Participó en festivales de humor.

 

Aprendió a hacer el papel de Gwen Stefany, la excantante de No Doubt. Siguió presentándose en bares LGTBI, cambiando pelucas a medida que el look de Madonna evolucionaba. Y se enteró de que los mejores performances eran hechos por transformistas. “Me decían que en otra vida tuve que ser uno de ellos. Que soy la única gallina que se bandea con un transformista”.

 

A medida que se especializaba en escalar tubos, se fue alejando del papel de Madonna. En la discoteca suele representar a Marilyn Monroe y chicas de los años 40, con rizos cortos y rubios de claridad intensa.

 

El enésimo regreso de Madonna a los escenarios internacionales, con su presentación en el Super Bowl, resurgió también el personaje de Sharon. Un fénix que siempre vuelve, en forma de espectadores, con la nostalgia exacerbada por el alcohol, pidiéndole que reviva sus clásicos ochenteros en vivo y en directo en el escenario. Al menos por una noche.

 

Sharon los complace. Le debe su agradecimiento a la diva, y el respeto a sus fanáticos, que nunca faltan. Pero hace rato renunció al intento de parecerse a la Reina del Pop. Le va mucho mejor siendo la reina del Pole-Dancing.

 

Por Iván Bernal Marín
Publicado originalmente en la revista Latitud del diario El Heraldo

http://www.elheraldo.co/revistas/latitud/madonna-barranquillera-es-la-reina-del-pole-dancing-57438

 

Anuncios

Acerca de Iván Bernal Marín

Editor y periodista con estudios en filosofía. “La libertad del cronista permite contar mejor la verdad”, EMcC.
Esta entrada fue publicada en El Heraldo, Perfiles y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Madonna barranquillera es la reina del Pole Dancing

  1. Estamos trabajando en un Musical, en el cual se mostrara con el formato parecido al de “Yo me llamo”, un se busca a madonna, y bueno hace 21 años hubo una tarea parecida para hecer un performance en el teatro amira y en el que encontramos a Sharon, (en arte y cerveza) ahora revivimos la idea de retomar cosas de esa obra y esperamos contar con una breve intervención de ella como madonna, la reina del pole dance.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s